Banco BISA
Diario Digital El Potosí


Capturan al sospechoso del descuartizamiento de una familia boliviana

10 Febrero 2019Agencias • La Paz
A+ A-
El sospechoso se encontraba en posesión del documento personal de una de las tres víctimas.

El sospechoso se encontraba en posesión del documento personal de una de las tres víctimas.

DETALLE

La familia tenía un negocio de confección en San Pablo. Se sospechaba que fueron asesinados por problemas de dinero con Gustavo Santos Vargas Arias.

La Policía capturó anoche, en la ciudad de Santa Cruz de la Sierra, al principal sospechoso de la muerte y el descuartizamiento de una familia boliviana en Brasil. Gustavo Santos Vargas Arias era buscado por la Interpol luego de descubrirse el crimen que conmocionó por su crueldad.

“Tras arduas investigaciones, Gustavo Santos V. A., principal sospechoso del homicidio de una familia boliviana en Brasil fue capturado por efectivos policiales en #SantaCruz”, confirmó la Policía en su cuenta en Twitter acompañado de una fotografía del capturado.

En la fotografía difundida se lo ve con el cabello, el bigote y la barba crecida. No hay datos sobre las circunstancias en las que fue detenido.

El crimen ocurrió en San Pablo en diciembre de 2018. Jesús Reynaldo Condori Sanizo, de 39 años de edad, su esposa Irma Morante Sanizo, de 28, y su hijo Gian Abner Morante Condori, estaban desaparecidos, por lo que sus familiares iniciaron una campaña en redes sociales para dar con su paradero.

Los cuerpos fueron encontrados descuartizados en sacos plásticos, en una residencia en Itaquaquecetuba, en la región metropolitana paulista, el 8 de enero de  2019.

“Los han encontrado descuartizados, el esposo de mi otra hermana es el culpable. Todo es por dinero, porque tenían más de 40.000 dólares en su casa”, contó en ese entonces Gladys Morante, hermana de la mujer asesinada.

Las indagaciones establecieron que el menor de edad fue asesinado dos días después que sus padres. Según el Instituto Médico Legal, la pareja fue asesinada por asfixia mecánica por estrangulamiento, y su hijo por traumatismo craneoencefálico, pues había recibido un golpe en la cabeza.

La pareja estaba desaparecida desde el 23 de diciembre, fecha en que el sospechoso del descuartizamiento alquiló la casa donde se encontraron los cuerpos.

Se habría hecho pasar por Morante y envió mensajes del celular de la víctima a familiares, diciendo que se habían mudado a San Pablo, donde mantenían un taller de costura. El ahora detenido era cuñado de la pareja y según familiares tenía un historial de violencia y consumo exagerado de alcohol.

Los cuerpos fueron repatriados y sepultados en diferentes lugares por decisión de sus familiares: los restos de Condori Sanizo fueron sepultados en Achacachi, mientras que de su esposa e hijo en La Paz.

Vargas Arias tiene su pareja y tres hijos en Brasil. Su esposa, Virginia Mamani, le pidió en enero entregarse por sus hijos a la Policía en medio de llanto y desesperación.

También le puede interesar...

05 Febrero 2019, 08:57

La Verde tendrá primer micro ciclo

El trabajo se cumplirá del 11 al 14 de febrero en una ciudad por definirse

Hemeroteca



Editora Canelas del Sur S.R.L.

El Potosí © 2019
Todos los derechos reservados

Contáctenos

Dirección:

Calle Cochabamba Nº35 (junto a la ex Unidad Sanitaria). Potosí - Bolivia

Teléfono:

Central telefónica: +591 4 6227835

Correos electrónicos:

Informaciones:info@elpotosi.net

Redes Sociales

Síguenos en:


Sistema de Gestión de Diarios Digitales v1.1.1
Desarrollado por ROOTCODE