Banco BISA
Diario Digital El Potosí

A OJOS VISTA

Manos limpias

15 Mayo 2019Mario Mamani Morales
A+ A-

Como nunca antes había ocurrido en Latinoamérica se erigieron gobiernos populares de tendencia izquierdista; no duraron mucho en el poder y cayeron estrepitosamente con una característica común: la corrupción.

No hubo necesidad de golpes de Estado ni movilizaciones callejeras para deponer a esos gobiernos; fue el mismo pueblo, a través del voto que les dijo que se fueran inclusive a costa del retorno del neoliberlismo, sistema político que fue combatido como sucesión de los gobiernos de facto que hicieron gemir a los países en décadas anteriores.

Los ejemplos están a la vista: Brasil, Argentina, Ecuador, Perú y otros que hasta se propusieron crear un bloque antimperialista y de clara oposición a la política de Estados Unidos de Norte América, expresada en UNASUR que hoy está en las postrimerías de su existencia debido a la salida de algunos y el anuncio de otros países luego del retorno de la derecha en la cúpula gubernamental.

Sólo queda Bolivia como país que sostiene un sistema político de gobierno que dura ya 13 años bajo el liderazgo de Evo Morales y su instrumento identificado como Movimiento al Socialismo, MAS, que recoge una corriente anti liberal que en estos días soporte el más grave embate de la corrupción que roe las entrañas de las instituciones más representativas de un Estado como es la policía, la justicia, varios ministerios y no pocos municipios o gobernaciones.

Varios “analistas políticos” se ocupan de hacer un listado de los hechos de corrupción significativos bajo el gobierno de Evo y no pararán en sacar a relucir cada evento cuando el país se apresta a vivir una etapa electoral y los trapitos sucios serán ventilados para asquear el ambiente donde se decidan los votos.

La experiencia demuestra que el pueblo es manejable con un discurso que desilusione del liderazgo político encumbrado en el poder a través del voto que se convierte en castigo cuando considera que algo anda mal. Esa experiencia ya vivió Bolivia con el denominado 21F, ocasión en que Evo pierde el referéndum para su reelección. Causa: amoríos con Zapata y la aparición de hasta un certificado de nacimiento de un hijo que luego se supo que nunca hubo, para el colmo, los supuestos contratos millonarios con la empresa china CAMC precisamente llevados a cabo por Gabriela Zapata, según las denuncias existencias.

¿Fue un manejo mediático hábil? Pero resultó efectivo porque Evo perdió en las urnas. La rabia, la decepción o el rechazo a lo que hacía ruido en su momento se expresó en las urnas, increíblemente en distritos o asientos electorales leales a Evo, sustento político para el ascenso al poder del MAS-IPSP, sorprendieron con el voto contrario de lo esperado.

¿Por qué se combatieron a los gobiernos neoliberales y los de facto en el pasado? No sólo porque el pueblo gemía bajo esos regímenes sino también por la corrupción que campeaba. Es que al ciudadano le enerva la rabia al conocer la podredumbre en esferas de poder, los sobornos para cualquier acto, los aportes de los poderosos para sustentar candidaturas, para la adjudicación de grandes o pequeñas obras. Es que hay corrupción en los altos niveles de poder, en los mandos medios y también en la vida cotidiana del ciudadano de a pie.

Éste será el argumento que se utilice para caldear los ánimos en los meses que vienen antes de las elecciones nacionales; surgirán otros que ya ni sorprendan pero que asquean. La experiencia no está lejos del país. En Brasil tumbaron a Lula, le encarcelaron; pero fue seguido por otro de derecha, Temer y la danza de los millones de dólares por la corrupción que está en todas partes.

  • 79 veces leída
  • Opinión
  • opinión

Hemeroteca



Editora Canelas del Sur S.R.L.

El Potosí © 2019
Todos los derechos reservados

Contáctenos

Dirección:

Calle Cochabamba Nº35 (junto a la ex Unidad Sanitaria). Potosí - Bolivia

Teléfono:

Central telefónica: +591 4 6227835

Correos electrónicos:

Informaciones:info@elpotosi.net

Redes Sociales

Síguenos en:


Sistema de Gestión de Diarios Digitales v1.1.1
Desarrollado por ROOTCODE