Diario Digital El Potosí

EDITORIAL

El “socialismo” de Bolivia y Venezuela

08 Enero 2017El Potosí · Potosí

Hace unos días, el pasado jueves, en las páginas de opinión del Washington Pots, uno de los más influyentes de Estados Unidos, se publicó un artículo titulado “Mientras la Venezuela socialista colapsa, la Bolivia socialista prospera” escrito por Francisco Toro, uno de sus principales columnistas.

Como lo indica el título, se trata de una reflexión sobre las enormes diferencias que hay entre la actual situación de Venezuela y Bolivia, a pesar de que ambos gobiernos afirman compartir similares principios doctrinarios inspirados supuestamente en una fórmula anticapitalista y encaminada a la construcción de un Estado socialista.

“La economía venezolana es una catástrofe de dimensiones Dickensianas”, dice el autor, y afirma que según las corrientes de opinión prevalecientes, esa es directa consecuencia, y la única previsible, de la ideología socialista del régimen.

“Hay solo un problema que impide achacarle todas las culpas al socialismo: Bolivia”, dice el autor, según cuya interpretación la adhesión de los socialistas bolivianos socialismo es “tan militante como la de los venezolanos”.

“A pesar de ello --reflexiona-- Bolivia ha experimentado un espectacular crecimiento” y destaca la reducción de la pobreza, la baja tasa de inflación, la abundancia de bienes de consumo, entre otros indicadores que ponen a ambos países en situaciones extremas, como modelo de éxito a uno y de fracaso al otro.

“¿Cómo se puede explicar esto?” se pregunta el autor y descarta que la respuesta esté sólo en el auge de los precios de los hidrocarburos de los pasados años pues, si de eso se tratara, Venezuela tendría que estar mucho mejor que Bolivia porque también fueron mucho mayores sus ingresos. “Lo importante no es pues el “boom” de ingresos, dice el autor, sino lo que se hizo con ellos.” afirma.

¿Cuál es, entonces, la fórmula del éxito? El autor la resume en los programas sociales diseñados para transferir parte de la riqueza nacional a los ancianos, niños, madres y otros grupos desprotegidos. Es decir, se refiere a las transferencias directas a través de los bonos sociales.

Lamentablemente, el autor olvida que tal fórmula no fue inventada por el Movimiento al Socialismo sino por sus antecesores. Y si algún mérito le corresponde al actual gobierno, es el haber dado continuidad a la única política pública que se ha mantenido y perfeccionado durante más de dos décadas.

De cualquier modo, y más allá de esa imprecisión, el autor concluye que, a pesar de sus éxitos, “no se puede idealizar a los socialistas bolivianos” porque “el país sigue mal gobernado en muy importantes aspectos”. Se refiere a los altos niveles de corrupción y a la falta de transparencia con que se adjudican contratos. Y “aunque está lejos de los extremos a los que ha llegado el giro de Venezuela hacia una dictadura, el escenario político boliviano es preocupante por su rumbo autoritario”.

Son pertinentes esas reflexiones y consideramos muy acertadas sus principales conclusiones especialmente en lo que a distancia que cada vez se abre más entre el rumbo venezolano y el boliviano. Es de esperar que contribuyan a superar las visiones simplistas y maniqueas que tanto abundan en el escenario nacional.

  • 152 veces leída
  • Opinión
  • Editorial, Opinión

También le puede interesar...

08 Enero 2017, 23:41

Ultra-nacionalismo y Dakar

Aclaro, antes que nada, que sigo el Dakar desde que se corría en África, desde el famoso París-Dakar y que igual que a la gran cantidad de bolivianos a los que les gustan los motores, me gusta que pase por Bolivia

08 Enero 2017, 23:40

Del indigenismo al colonialismo masista

El pasado viernes, dos eventos confirmaron mis sospechas de que los procesos autonómicos en las comunidades indígenas bolivianas son un perfecto descalabro.

08 Enero 2017, 23:39

Gas, cifras que abruman

La capitalización de YPFB en 1996, la inauguración del gasoducto al Brasil en 1999, el Referendo de 2004, la Ley de Hidrocarburos de 2005 y el Decreto de 1o de mayo de 2006, han marcado el giro progresivo de transformación radical de los ingresos de Bolivia, al punto de recibir ingresos que no tienen comparación alguna con lo que habíamos conocido durante nuestros 190 años de vida independiente.

08 Enero 2017, 23:36

Los réditos de la mentira en política

El embrollo del supuesto hijo, que fue la comidilla de la opinión pública durante meses, sirve ahora estratégicamente al propósito de la nueva postulación —la cuarta consecutiva— de Evo Morales a la Presidencia de Bolivia. De conseguirlo, el Gobierno habrá transformado un hecho negativo en positivo. Eso es, al fin y al cabo, el arte de la política. ¿La política es también el arte de la mentira?

Hemeroteca



Editora Canelas del Sur S.R.L.

El Potosí © 2017
Todos los derechos reservados

Contáctenos

Dirección:

Calle Cochabamba Nº35 (junto a la ex Unidad Sanitaria). Potosí - Bolivia

Teléfono:

Central telefónica: +591 4 6227835

Correos electrónicos:

Informaciones:info@elpotosi.net

Redes Sociales

Síguenos en:


Sistema de Gestión de Diarios Digitales v1.1.1
Desarrollado por ROOTCODE